Spanish Spanish Translations

Rumores e historias de guerra

tankimg_9890_1000-webTanque ruso, cerca de Tarin Kot

2 de marzo de 2011

Siempre están las historias... algunas son ciertas, otras, no; la mayoría son una mezcla de verdad y leyenda.  Por ejemplo, en Irak corría una historia sobre un granjero que se encontró un vehículo aéreo pilotado por control remoto (o UAV, en inglés). El hombre pensó que la aeronave intentaría salir volando, así que la amarró a un árbol. Entre los iraquíes se rumoreaba que los UAVs iban pilotados por ratones.

Cuando pasé por la excelente escuela británica de técnicas de rastreo, en la isla de Borneo, los ingleses me advirtieron sobre los afganos, de quienes decían que podían seguirte la pista a través de cualquier desierto rocoso. Los instructores comentaban cómo rastrearon y mataron a un equipo de francotiradores que había tomado una posición en Afganistán. En este país, no parece difícil realizar ese tipo de rastreo en la mayoría de los sitios. Si te desplazas durante el día, con luz solar --lo cual hace más fácil ocultar las pistas que vas dejando--, lo más probable es que te puedan ver a unos cuantos kilómetros de distancia. Pero si te mueves por la noche y cubres una distancia considerable, casi con toda seguridad vas a ir dejando detrás un rastro muy fácil de seguir. De hecho, a cada 10 pasos podrías ir tirando por el suelo una canica roja, y el efecto sería el mismo.

Me contaron una historia que, por las circunstancias que la rodean y por la fuente de que proviene, tiene probabilidades de ser cierta. Era más o menos así: los talibán habían estado atacando a una cooperativa agrícola colocando IEDs (artefactos explosivos improvisados) por la carretera. En respuesta, uno de nuestros equipos de francotiradores de las Fuerzas Especiales tomó una posición en las cercanías para acabar con los talibán.  El grupo de francotiradores pasó la noche esperando allí, en mitad de la nada, en la más absoluta soledad.  Tener paciencia es un 90% de la clave del juego, y a la salida del sol seguían con las manos vacías. Pero la unidad había sido descubierta: un hombre afgano venía directamente hacia ellos. Cuando finalmente estuvo a unos pocos metros, se encontró con que los francotiradores lo apuntaban directamente con sus armas. “¡No disparen, no disparen! ¡Vengo del pueblo!” El hombre no era un enemigo, sino que lo habían mandado a llevar a los americanos escondidos en la colina una “lista de la compra” del pueblo. Nadie resultó herido.

No hay forma de saber hasta qué punto esta historia es cierta, pero, no obstante, sirve para echar unas risas y está en completa sintonía con el carácter del país y de sus habitantes. Y desde luego, al menos a los efectos de contar una historia, parece tener bastantes visos de realidad.

Translations by AALanguageConsultants - Coral Gables - FL
Email: aalanguageconsultants@gmail.com


Os agradezco a todos infinitamente vuestras increíbles palabras de apoyo y ánimo. Regreso a Afganistán febrero para realizar un trabajo combinado tanto colaborando con nuestras fuerzas armadas como por libre... como "llanero solitario". Para ello, vuestro apoyo es clave. Podéis realizar vuestras donaciones a través de Paypal, enviarlas a mi Apartado de Correos, o utilizar otros Métodos de apoyo. De nuevo, ¡gracias a todos por todo!

Vuestro escritor,

Michael Yon

Un muro calcinado y un charco

puddle-finalimg_9661-webEl charco

28 de febrero de 2011
Provincia de Uruzgán, Afganistán

Esta mañana hemos transitado por una peligrosa carretera sin pavimentar que va de Tarin Kot a Dehrawud, y hemos visto los cráteres causados por la reciente explosión de varias bombas. También hemos pasado por delante de los restos herrumbrosos de dos tanques soviéticos. La carretera fangosa va dejando el parabrisas salpicado de barro de color parduzco, y los cielos grises amenazan con descargar lluvia de nuevo.  Más aguaceros provocarían inundaciones instantáneas que nos podrían dejar atrapados en territorio talibán.  Mantenemos las cabezas cubiertas a medida que vamos cruzando por estos puebluchos enfangados, y con frecuencia vemos a hombres y niños de tez oscura intentando escudriñar por las ventanillas. Lejos de estos pueblos, en el campo, encontramos los habituales rebaños de ovejas y cabras, y reatas de camellos, junto con innumerables enclaves perfectos para tender emboscadas.

Después de unos noventa minutos de interminable bamboleo por la carretera llena de baches, llegamos a Dehrawud, donde la empresa Central Asia Development Group (CADG) está llevando a cabo proyectos de trabajo. El gerente Leonard Grami resuelve sus asuntos, y luego salimos a caminar por el centro del municipio. En un mercado, veo los daños producidos por una explosión en una barrera Hesco y pregunto qué es lo que ha pasado.

Un hombre afgano nos cuenta cómo un terrorista suicida había conseguido llegar hasta su objetivo, pero las fuerzas de seguridad lo vieron y dispararon hasta matarlo.

Pero ahí seguía.  Con los explosivos adosados al cuerpo y tirado en el centro del pueblo, creando una verdadera situación de peligro. Y por eso, según este afgano, tropas estadounidenses colocaron explosivos en el cuerpo sin vida del suicida, y los detonaron allí mismo.

Tras la explosión, tan sólo quedó el muro Hesco abrasado, y un socavón en medio de la carretera, que, en este desapacible día, se ha convertido en un mero charco.

img_9652-web

Translations by AALanguageConsultants - Coral Gables - FL
Email: aalanguageconsultants@gmail.com


Os agradezco a todos infinitamente vuestras increíbles palabras de apoyo y ánimo. Regreso a Afganistán febrero para realizar un trabajo combinado tanto colaborando con nuestras fuerzas armadas como por libre... como "llanero solitario". Para ello, vuestro apoyo es clave. Podéis realizar vuestras donaciones a través de Paypal, enviarlas a mi Apartado de Correos, o utilizar otros Métodos de apoyo. De nuevo, ¡gracias a todos por todo!

Vuestro escritor,

Michael Yon

Talibán muerto en Chora

(Nota a vuela pluma y sin editar,  desde el frente.)

dead-talibanimg_9436Los hombres esperan su turno para rendir homenaje al talibán muerto

27 de febrero de 2011

Estos lugares tienen nombres como Sangin, Arghandab, Panjwai, Now Zad, Musa Qala, valle de Korengal, valle de Pech, Tarin Kot o Chora.  Nombres que para la mayoría las personas no significan prácticamente nada, pero que lo significan todo para muchos otros. Británicos, estadounidenses, holandeses, canadienses, australianos y nacionales de muchas partes del mundo han luchado y han muerto en estos lugares. Algunos se han dejado en estos campos de batalla brazos, piernas, ojos, a sus camaradas y, muchas veces, hasta la cordura.

Cuesta creer que ya llevamos inmersos en esta guerra casi 10 años. Y por eso continúo realizando este largo viaje por Afganistán, para descubrir qué es lo que está pasando verdaderamente aquí.

Hoy he acompañado a integrantes de la compañía Central Asia Development Group (CADG).  Viajamos en auto desde la ciudad de Tarin Kot al violento municipio de Chora.  Una rápida búsqueda por Internet del término “Chora” arroja innumerables artículos sobre los durísimos combates que tienen lugar aquí. Nos hemos adentrado por un tramo extremadamente peligroso de la carretera. No hemos visto a un solo soldado, aunque me dicen que muchos han muerto en esta zona.  Leonard Grami, el gerente provincial de Uruzgán para CADG, calcula que bastante por encima de 100 soldados y ciudadanos afganos han perdido la vida en esta área en los últimos 14 meses, incluidos algunos la semana pasada e incluso anoche.

Mejor o peor, nos las arreglamos para llegar a Chora y comprobamos cómo las cosas parecen ir bien en el proyecto de la agencia gubernamental estadounidense USAID. Pero mientras los gerentes están evaluando el trabajo realizado, las autoridades afganas llegan y arrojan el cuerpo de un talibán muerto en una escaramuza ocurrida la noche anterior.  Tiran el cuerpo en un una especie de escalón o “isleta de tráfico”, bajo una estructura que ellos llaman “la torre.”  Hombres y niños se apresuran a acercarse al cadáver, y lo rodean de forma tan apretada que parece como si casi hubieran acabado pisándolo.  Cuando llegamos, se echan atrás por un momento y así consigo hacer una foto panorámica de estos peligrosos hombres.  El peligro se masca en el ambiente y apenas sí permanecemos unos minutos allí, para a continuación volvernos a nuestro punto de partida cruzando por el desierto de Tarin Kot.

Examinad detenidamente esta foto panorámica desplazándoos por la misma y usando el zoom con los símbolos "+" y "-" para enfocar más o menos cerca la imagen, según se desee. Mirad las caras de estos hombres, y veréis en ellas los rostros de los talibán.

Translations by AALanguageConsultants - Coral Gables - FL
Email: aalanguageconsultants@gmail.com

 

Os agradezco a todos infinitamente vuestras increíbles palabras de apoyo y ánimo. Regreso a Afganistán febrero para realizar un trabajo combinado tanto colaborando con nuestras fuerzas armadas como por libre... como "llanero solitario". Para ello, vuestro apoyo es clave. Podéis realizar vuestras donaciones a través de Paypal, enviarlas a mi Apartado de Correos, o utilizar otros Métodos de apoyo. De nuevo, ¡gracias a todos por todo!

Vuestro escritor,

Michael Yon

Buen trabajo en Afganistán

thumbs-up-img_7711

22 de febrero de 2011

Hoy he vuelto de nuevo a Kandahar e inmediatamente me puesta en marcha hacia las zonas interiores más aisladas. En esta ocasión no voy con las tropas, pero más adelante veré la posibilidad de incorporarme o adherirme a alguna unidad.

Mientras manejamos por la ciudad de Kandahar City hoy, nos cruzamos con unos cuantos soldados haciendo “limpieza de carreteras.”  Estaban buscando bombas. Su trabajo es extremadamente peligroso, pero nada los detiene. A menudo encuentran las bombas cuando ya es tarde, una vez han sido alcanzados por ellas. La  “jaula” que rodea al vehículo está ahí para protegerlo contra los lanzagranadas o RPGs. Por lo que he podido observar de momento, el gobierno de los Estados Unidos ha movido el trasero para asegurarse de que nuestras tropas están equipadas adecuadamente para realizar este arriesgadísimo trabajo.

Al cruzarnos con una de estas unidades americanas, un amigo les hizo a sus integrantes la señal de “buen trabajo” con el pulgar, y ¡casi me corta la foto!

Translations by AALanguageConsultants - Coral Gables - FL
Email: aalanguageconsultants@gmail.com


Os agradezco a todos infinitamente vuestras increíbles palabras de apoyo y ánimo. Regreso a Afganistán febrero para realizar un trabajo combinado tanto colaborando con nuestras fuerzas armadas como por libre... como "llanero solitario". Para ello, vuestro apoyo es clave. Podéis realizar vuestras donaciones a través de Paypal, enviarlas a mi Apartado de Correos, o utilizar otros Métodos de apoyo. De nuevo, ¡gracias a todos por todo!

Vuestro escritor,

Michael Yon

Panjwai: Spanish Translation

kid-in-panjwaiEl peligrosísimo distrito de Panjwai, en la provincia de Kandahar

27 de febrero de 2011
Desde Tarin Kot, provincia de Uruzgán

Panjwai viene siendo una de las zonas más peligrosas de Afganistán. En su suelo se ha derramado mucha sangre canadiense, estadounidense y afgana.

Según el diario The New York Times:

Los distritos de Panjwai y Zhare, sobre terrenos ricos para la agricultura que se extienden a lo largo del río Argandab, son el feudo originario de muchos de los líderes talibán, entre ellos el famoso mullá Muhammad Omar.

Durante los pasados cuatro años, estos distritos han permanecido en gran medida bajo control talibán,  pero se espera que su recuperación y el restablecimiento del orden en los mismos den un vuelco al equilibrio en la seguridad de la provincia de Kandahar.

Otro aspecto igualmente interesante es el hecho de que Panjwai y Zhare no estén ubicados en la zona remota interior del macizo montañoso de Hindukush,  a gran distancia y rodeados de terrenos extremadamente escarpados. Al contrario, se accede a ellos en auto y con relativa facilidad desde el aeródromo de Kandahar, una de las mayores bases militares de la Coalición en el país. Los habitantes de Panjwai y Zhare son guerreros. Auténticos talibán.

Sin embargo, después de innumerables operaciones militares a lo largo de los años, las fuerzas de la Coalición siguen sin pisar fuerte en estos distritos, y están tratando de expandir su influencia en parte mediante la inversión en proyectos de ámbito local.  Acompañé a varios miembros de la compañía Central Asia Development Group (CADG) a visitar algunos de los proyectos que están llevando a cabo con fondos otorgados por la agencia gubernamental estadounidense USAID.

Nos adentramos en el distrito de Panjwai sin el apoyo de las fuerzas de la Coalición para ver un proyecto de ingeniería hidráulica. Se podía mascar la tensión entre los lugareños. No tuve la más mínima sensación de ser bienvenidos, excepto por el hecho de que nos atacaron. En esto, los niños son un excelente barómetro. Normalmente, en otras partes de Afganistán, a los críos les encanta que les haga fotos. Cuando este niño me vio levantar la cámara, se dio media vuelta.

Translations by AALanguageConsultants - Coral Gables - FL
Email: aalanguageconsultants@gmail.com


Os agradezco a todos infinitamente vuestras increíbles palabras de apoyo y ánimo. Regreso a Afganistán febrero para realizar un trabajo combinado tanto colaborando con nuestras fuerzas armadas como por libre... como "llanero solitario". Para ello, vuestro apoyo es clave. Podéis realizar vuestras donaciones a través de Paypal, enviarlas a mi Apartado de Correos, o utilizar otros Métodos de apoyo. De nuevo, ¡gracias a todos por todo!

Vuestro escritor,

Michael Yon

Reader support is crucial to this mission. Weekly or monthly recurring ‘subscription’ based support is the best, though all are greatly appreciated.  Recurring and one-time gifts are available through PayPal or Authorize.net.

supp

supp

subscribe

My BitCoin QR Code

This is for use with BitCoin apps:

189

You can now help support the next dispatch with bitcoins:

Donate Bitcoins